¿Qué es ser una Neuro Mamá?

Estos últimos días mucha gente me pregunta por qué escribo, de qué es mi blog (Neuro Mamá Blog) y hasta para qué sirve.
Trato de responder estas preguntas lo más amablemente posible, pero debo admitir que me incomodan bastante. No me gusta que me pregunten, quisiera que nadie sepa que el blog es mío y odio las preguntas filosóficas que me hacen del tipo ¿Qué es? ¿Para qué? ¿Por qué? Y, la que más odio ¿qué ganas? ¿te pagan?  
Pero, aquí, en la privacidad de mi blog puedo reconocer que son preguntas válidas y que mi trabajo de camuflaje está muy mal. Así, debo responder y responderme las preguntas básicas: ¿Por qué escribo? ¿Por qué tengo un blog?
Empecé escribiendo porque tenía la necesidad de transmitir los miles de sentimientos que me invadían. Mi hijo mayor tenía casi un año y mi vida había cambiado radicalmente. Los sentimientos generados por la maternidad eran excesivamente intensos y abrumadores, tenía una necesidad colosal de compartirlos. Además, me encontraba en un período de crisis existencial, pues había dejado mi trabajo/carrera por cuidar a mi hijo y, veía como mis compañeros crecían profesionalmente y yo, en casa limpiando mocos y algunos días, sin salir a la calle. Así, que decidí escribir. Decidí poner estos sentimientos en papel, para poder sacarlos de mí, analizarlos y ¿por qué no? Compartirlos. Estaba segura, que no era la única (y no me equivoqué). Luego, me di cuenta que escribir me calmaba y me ayudaba a ver las cosas con más perspectiva.
 
¿Qué es neuro mamá?
Es el nombre del blog donde comparto todas mis dudas, angustias y locuras sobre ser una mamá un poquito (ojo, sólo un poquito) neurótica. 
¿Yo soy NeuroMamá?
Pues, aunque me dé un poquito de vergüenza, sí. Yo soy, una neuro mamá total. Una mamá, que se preocupa por todo lo de sus hijos, todo el tiempo y que anda atrás de ello todo el día. Una mamá, monotemática y aburrida, pues su principal tema son sus hijos y todo lo que está relacionado con ellos. ¿Hay otras neuro_mamás? Me alegra decir que sí, que no soy la única. Que somos varias, somos muchas y cada vez aparecen más.
Neuro Mamá blog logo
Finalmente, ¿qué gano escribiendo un blog? ¿Plata? ¿fama? ¿regalos?
Nada, de nada. Ojalá, llegue un día en que por lo menos pueda comprarles helados a mis hijos y a mí con esto.
¿Fama?
Menos, este blog es tan íntimo que mientras más anónima me mantenga mejor. Aunque debo reconocer que mi trabajo de camuflaje es pésimo y cada vez más gente sabe quién soy yo.
¿Regalos para mí y mis hijos?
Vamos que son lindos y los agradezco muchísimo, pero si fuera sólo por los regalos no estaría acá tanto tiempo. 
¿Qué gano entonces?
Aplacar mis demonios y ahorrarme la terapia. Eso y sólo eso. Y también,  poder compartir estos sentimientos y emociones tan intensos y saber que no soy la única, aunque quizá sí… la más neurótica de todas las mamás. 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.