Screening auditivo: Porqué debes hacérselo a tus hijos lo más pronto posible

Antes de empezar con este post es necesario empezar por el comienzo y terminar con el final (obvio, ¿no?) Pero, para empezar por el comienzo tenemos que empezar con lo básico: ¿Qué es un screening auditivo? ¿cómo se hace? Y ¿por qué debo hacérselo a mis hijos lo más temprano en su vida posible?

El screening o tamizaje auditivo es un examen que permite averiguar si un bebé (o niño) oye bien o tiene alguna dificultad auditiva. En algunos países es parte del protocolo neonatal y se realiza al recién nacido antes de dejar la maternidad. Sin embargo, esto no es así en Perú por lo que lo más aconsejable – para todas las neuromadres – es realizar esta prueba de manera particular apenas nace el bebé, no es necesario esperar a que el niño crezca o se desarrolle para realizarla pues es una prueba sumamente sencilla. 

Screening auditivo a niña de 4 años
Screening auditivo

Pero ¿en qué consiste esta prueba? ¿cómo se hace? ¿quién la hace?

Si el tamizaje auditivo se le realiza al recién nacido, se hace mientras duerme. Esta prueba debe ser realizada por especialistas capacitados ya sean otorrinos o audiólogos y es muy sencilla, fiable e indolora. Hay dos tipos de pruebas que se realizan en los tamizajes (se realiza una u la otra): las emisiones otoacústicas o los potenciales auditivos automatizados. Ambas se realizan mientras el bebé descansa y son bastante fiables. En la primera se coloca un pequeño aparatito dentro del oído que emite señales, y en la segunda se colocan electrodos en la cabeza del bebé. Si los resultados del tamizaje no son los esperados, siempre se hacen pruebas de seguimiento para determinar el nivel de la pérdida y sus características. Este tipo de pruebas no indican por sí mismas el nivel exacto de la pérdida auditiva por lo que en caso se detecte una pérdida es necesario continuar con más pruebas y exámenes.

Pero ¿neuro? ¿por qué debemos hacérsela? ¿acaso es tan importante? A mis hijos no se las hice y está todo ok. ¿por qué nos quieres traumatizar? Bueno, pues es cierto. Yo tampoco se lo hice a mis dos hijos mayores y está todo ok, pero tampoco se la hice a mi hija la última y recién descubrí a sus dos (2) años que no estaba todo ok. Ella estaba muy resfriada y la colé en la cita del otorrino de su hermano mayor y fue ahí, durante la revisión, que descubrimos que ella tiene hipoacusia congénita en el oído derecho (sordera), y debido a la fuerte gripe que tenía en ese momento su tímpano izquierdo estaba comprometido por lo que su nivel de audición era prácticamente inexistente. En ese momento mi hija era funcionalmente sorda, ella casi no hablaba y lo poco que decía lo pronunciaba pésimo.

Tamizaje auditivo
Tamizaje auditivo

Luego del diagnóstico, tratamiento y la terapia (que continúa hasta hoy) mi hija recuperó el lenguaje, mejoró enormemente su pronunciación y hoy por hoy es una niña feliz y excelente alumna. Gracias a Dios, no sufrió ningún atraso irreversible. Ahora debe usar un audífono por el resto de sus días, pero ni a ella (ni a mí) nos molesta.

La ventaja de hacer el screening auditivo a recién nacidos o bebés pequeños es que permite identificar las pérdidas auditivas en una edad temprana y actuar rápidamente. El tratamiento es más exitoso si la pérdida auditiva es identificada precozmente. La recomendación general es realizar la prueba durante el primer mes de vida pues los bebés empiezan a aprender cómo utilizar los sonidos desde el momento en que nacen.

Recuerda que nunca es tarde para hacer este tipo de pruebas. Si aún no lo has hecho puedes recurrir a consultas privadas con otorrinolaringolos certificados o ir a centros especializados como CPAL (Centro Peruano de Audición, Lenguaje y Aprendizaje).

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.