Educación a distancia y TDAH

Consecuencias de la cuarentena  y la educación a distancia en una casa con TDAH
Antes que diagnostiquen a mi hija la segunda con TDAH (en kínder y a semanas de cumplir 6 años) recuerdo que la perseguía desesperada por toda la casa para intentar enseñarle algo, para ponerla al día (con materiales que la profesora me dejaba) o simplemente para reforzarle un nuevo aprendizaje.
Imposible. Su mente volaba.

Gracias a Dios en kínder tuvo una excelente profesora que una vez enterada del diagnóstico y al ver mi frustración me dijo claramente: “Mommy time is funny time”. (sí en inglés, lo siento). Hagan cosas divertidas así aprenderá más contigo. Horneen  un poco, pinten, hagan deporte juntas.  Lo hice y el resto del año fue genial.
Homeschool o educación a distancia y TDAH
TDAH y educación a distancia
Al año siguiente muy chancona yo, me reuní con su nueva profesora en los primeros días de clase. Le pedí que me mande tarea extra para trabajar en casa, para apoyar y reforzar lo aprendido en clase y de ser posible tarea extra para que destaque en lo que ya estaba sólida (sí, lo acepto soy una neuromamá). La profesora, una escocesa que no entraba en vainas me dijo: “De que ella aprenda me encargo YO. No te preocupes por eso, ese es mi trabajo, déjame hacerlo. Además, tengo una maestría en eso”.
Me quedó clarísmo. En ese momento se acabaron mis intentos de refuerzo académico, nivelación o mejora académica. Desde ese día mi relación con los estudios de todos mis hijos cambió tremendamente y para bien. Empecé a confiar en los profesionales del colegio que elegí y dejé que mis hijos asuman también su parte de responsabilidad (obviamente, de acuerdo a su edad). Yo solo los acompaño y guío.
Los profesores del colegio lograron cosas que yo ni soñé:  que mis 3 hijos vayan felices al colegio y lo mejor, disfruten aprendiendo.
De esa conversación iluminadora más de dos años ya. Más de dos años que mis hijos aprendían con gusto y solidez y yo no tenía que hacer lo que estoy haciendo ahora: sentarme al costado, explicar, interferir, imprimir y ordenar a 2 niñas, y también orientar y acompañar a un niño. Con el extra además que una de esas niñas no sólo no se concentra sino que además es un ente distractor para el resto.
Siento que todo el equilibrio que había logrado en la educación de mis hijos, especialmente en la educación de mi hija con TDAH lo he perdido en esta cuarentena de homeschool o educación a distancia. Estoy sacando todos mis recursos pedagógicos e imaginativos y no estoy cumpliendo con los objetivos de aprendizaje; se me acumulan los deberes y el sentimiento de culpa y la frustración se apoderan terriblemente de mí en días como hoy cuando  por dedicarme a una sola hija descuido terriblemente a los otros dos.
La educación a distancia no es para todos, definitivamente no es para mí y no sé cómo será para  otros niños  con TDAH. Definitivamente esta cuarentena se ha llevado muchas cosas y entre ellas las ganas de aprender y  disfrutar el estudio  de mis hijos.

2 comentarios en “Educación a distancia y TDAH”

  1. Hola acabo de leer tu publicación, te expreso mi admiración y reconozco lo que vives y sientes. Has considerado conversar con los responsables académicos y evaluar algún tipo de adaptación curricular, es decir, centrarse en las competencias más importantes, pero reduciendo cantidad, dificultad y aumentando los plazos a su ritmo; así como la adecuación en las formas de presentación de fichas (resaltando lo más importante), incluso los materiales asincrónicos suelen ser más eficientes para los chicos con tdah, pues pueden verlos y volver a verlos, etc, etc, etc… no sé porqué siento que todo esto que te digo ya lo sabes, pero igual quería decírtelo porque me identifico contigo como papá y como educador… ánimo, que las crisis son temporales, ésto ya va a pasar, y quien sabe y después extrañes el tiempo presente. Cariños y bendiciones para tu princesa.

    1. Gracias por tu comentario. He conversado, y converso con los responsables académicos pero, no tenía idea de lo que me dices de materiales asincrónicos y su uso. Voy a investigar.
      Seguro en 40 años extrañaré este momento. jajaja
      GRACIAS

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.