El TDAH en las niñas: lo que debes saber

¿Las niñas también tienen TDAH?

“Mi hija no puede tener TDAH porque es muy inteligente y no es hiperactiva”*.

Por muchos años se creyó que el Trastorno por déficit de atención e hiperactividad era un trastorno experimentado solo por niños (varones) sin embargo, se sabe que esto no es así. Lo que sucede es que las niñas suelen experimentar el TDAH de una manera distinta y – por lo general – sin la hiperactividad (que es la condición más resaltante y conocida del trastorno) es por esto, que muchas veces pasan desapercibidas y no suelen ser diagnosticadas.

El TDAH es igual de común en niños y niñas, simplemente que, al no cumplir con los estereotipos de este trastorno, las niñas están subdiagnosticadas. Es mucho más fácil identificar a un niño que es físicamente activo, inagotable y retador que a una niña olvidadiza, distraída (algunas veces etiquetadas como soñadoras) y con períodos cortos de concentración.

 

El TDAH en las niñas manifestaciones

¿A qué se debe esta diferencia?

De acuerdo con Patricia Quinn, directora y cofundadora del National Resource Center for Girls and Women with ADHD, al pensar en TDAH la gente suele imaginar niños (hombres) saltando por las paredes y gritando sin parar; si una niña no tiene un comportamiento similar entonces, no tiene TDAH. Cuando lo que sucede es que es más común en las mujeres presentar el subtipo de TDAH de desatención (TDA), es decir, distracción. Las niñas con TDAH son aquellas distraídas que miran por la ventana, incapaces de concentrarse lo suficiente como para completar una actividad. Naturalmente, ellas no llamarán tanto la atención cuando al costado hay un compañero cantando encima del ventilador.

Entonces, ¿Cómo se manifiesta el TDAH en las chicas?

Antes de empezar con las características más comunes del TDAH en las niñas necesario aclarar que el TDAH se manifiesta de manera distinta en cada persona. Es decir, cada persona manifiesta el trastorno y los síntomas de manera distinta y si bien las chicas tienen muchas cosas en común, no en todas se da de igual manera.

bored girl school ADHD

  • Falta de atención: la rapidez y facilidad con la que se distraen las niñas con TDAH es la característica más saltante. Cosas, tan sencillas como la caída de un borrador en el aula las distraen. De igual manera, también hay factores internos de distracción como sumergirse en su propio mundo, esto sobre todo cuando lo que están haciendo no les parece entretenido. Ojo, que esto no significa que no puedan esforzarse e hiperconcentrarse en lo que les interesa.
  • Hiperactividad: la hiperactividad en las niñas suele manifestarse de distintas maneras, por ejemplo, una niña puede ser hiper-conversadora, garabatear sus cuadernos o moverse constantemente en su propia silla. A otras les encanta la actividad física y jugar con los hombres.
  • Impulsividad: Una chica con impulsividad puede tener el impulso verbal de interrumpir a otros, hablar en exceso, cambiar temas una y otra vez durante la misma conversación. Incluso puede expulsar palabras sin pensar en el impacto que estas generan en otros. Algunas de estas niñas son descritas como excesivamente emocionales, las “reinas del drama” y temperamentales.

Nuevamente, es necesario recordar que los síntomas del TDAH se manifiestan de manera muy distinta en cada persona. En caso de las niñas, lo síntomas del TDAH son vistos más como características de su personalidad que como parte del TDAH y cada niña con TDAH tendrá una manifestación distinta que otra.

Finalmente, si notas en tu hija, sobrina, nieta o alumna las siguientes señales: dificultad para mantenerse concentrada, se distrae con mucha facilidad, olvidadiza, pasa de una actividad a otra sin terminar ninguna, rechaza totalmente algunas actividades académicas, interrumpe en exceso, habla demasiado rápido y sin hilo, impulsiva, desorganizada, que “vive en su propio mundo”, desmotivada, excesivamente emocional, llorona, melodramática o temperamental, quizá pueda tener TDAH.

No dudes en llevarla a una evaluación con un neurólogo pediatra o psiquiatra pediátrico pues, un diagnóstico temprano la ayudara muchísimo a evitar problemas futuros que pueden generarse de este trastorno. Problemas como falta de autoestima, estrés, ansiedad y otros derivados de la dificultad de convivir con este trastorno en el día a día.

Para más info leer:

*Filomeno Edwards, Armando: El niño  con TDAH. Del fracaso al éxito.

www.childmind.org

www.verywellmind.com

https://www.psycom.net/diagnosing-adhd-girls-women

Canal de IGTV – El nuevo canal de Instagram de NeuroMamá

Canal de Videos NeuroMamá Blog
Bienvenidos a mi canal de IGTV, la TV de Instagram.

Para ver el vídeo, ¡den click a la foto!

Todos los lunes a las 9:00 p.m estaré colgando un vídeo nuevo en el nuevo canal de Instagram: IGTV

Hablaremos de diversos temas complicados, compartiré recomendaciones de libros, tendré invitados pero, no tendré recetas (jojojo). Ya saben, todos los lunes a las 9:00 p.m la cita es en Instagram o en el fan page de Facebook de NeuroMamá Blog.

¿Cómo criar niños y niñas empáticos?

Estas últimas semanas he estado escribiendo mucho sobre la importancia de criar niños (varones) amables y tiernos en un mundo donde – lamentablemente – la masculinidad está asociada con agresividad y violencia, las mujeres son consideradas objetos y las cualidades consideradas femeninas están desvalorizadas; cualidades como la paciencia, la empatía, la ternura y el servicio.

Leer: ¿Cómo criar niños amables en un mundo de hombres rudos?

o leer: Temo por mi hijo: criando a un niño dulce en un mundo de varones agresivos

Unido a esta falta de valor a las cualidades consideradas como “femeninas” la sociedad actual valora por sobre todo el éxito individual y enaltece el logro económico y la juventud por sobre todas las cosas.  Tan así es, que los ídolos del momento son jóvenes (o aparentan ser mucho más jóvenes de lo que son), súper hombres (atletas, empresarios o geeks) que se han hecho solos. Esto no está mal. Pero, se olvidan de señalar que todos aquellos que llegaron muy lejos lo hicieron con una red de apoyo sólida y contaron con el apoyo no de una, si no de varias personas en el camino.

¿Cómo criar niños y niñas empáticos?

Esto hace que cada vez sea más necesario una nueva generación de niños y niñas sensibles, valientes y empáticos; y padres (o cuidadores) que los críen. Pero ¿cómo hacemos para criar niños y niñas empáticos y comprensivos?  ¿Cómo logramos que nuestros hijos se conviertan en adultos sensibles, tolerantes y amables? Es todo un reto educarlos en la empatía cuando a diario conviven con tecnologías y redes sociales que, en muchas ocasiones, se convierten en tribunas de la intransigencia o agresión a otros que piensan o son ditintos. Continuar leyendo “¿Cómo criar niños y niñas empáticos?”

Temo por mi hijo: Criando a un niño amable en un mundo de hombres agresivos

El 1ero de junio falleció Eyvi Agreda. Eso ya es noticia de ayer.
Leo en mis redes y en los medios palabras de indignación, dolor y horror. Leo también, preocupación, angustia, terror e impotencia de muchOs por sus hijas, sobrinas, hermanas y amigas. Sobre todo por sus hijas.

Yo tengo 3 hijos. Un niño y 2 niñas. Y no temo por ellas. Estoy segura que les irá mejor que a mí.

Temo por mi hijo. Temo por él. 

Ver texto original acá: No temas por tus hijas, teme por tus hijos. ¿Cómo criar niños buenos en un mundo de hombres agresivos?

Continuar leyendo “Temo por mi hijo: Criando a un niño amable en un mundo de hombres agresivos”

¿Cómo criar niños amables en un mundo de hombres rudos?

Cómo criar niños varones
¿Cómo criar niños amables en un mundo de hombres rudos?

Se ha escrito mucho sobre cómo criar niñas empoderadas. Se ha discutido mucho también sobre la importancia de enseñarles a nuestras hijas que ellas pueden ser lo que quieran: astronautas, médicos o ingenieros (y también amas de casa, si es lo que quieren). Pero, se ha escrito muy poco sobre cómo criar niños varones, específicamente sobre cómo criar niños que crezcan para convertirse en hombres amables, empáticos y asertivos. Se ha discutido muy poco sobre cómo criar niños compasivos que crezcan sintiendo que tienen permiso para desplegar todo tipo de emociones y expresarlas sin miedo ni vergüenza. Continuar leyendo “¿Cómo criar niños amables en un mundo de hombres rudos?”

Redes sociales para niños ¿sí o no?

Cada cierto tiempo el colegio de mis hijos organiza charlas con expertos para tratar temas de interés de los padres. Una de las charlas más comentadas (a parte de la de “hablar de sexo con nuestros hijos”) fue la del uso de las redes sociales en los niños. Esta charla causó mucho interés y debate, sobre todo en los padres de niños a partir de los 9 años, pues es a esta edad en la que los niños y niñas se interesan mucho más por los amigos y buscan nuevas formas de conectarse e interactuar con ellos.

La pregunta del millón siempre es: ¿se le debe permitir a los niños acceder a las redes sociales?  ¿es adecuado el uso de redes sociales por niños? ¿les debemos permitir a nuestros pequeños abrirse una cuenta en las redes sociales más populares? ¿desde qué edad pueden los niños acceder a las redes sociales?

Continuar leyendo “Redes sociales para niños ¿sí o no?”

El TDAH sí existe

El TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad) claro que existe y lo vivo a diario en casa así, como lo hacen miles de madres alrededor del mundo.

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad es una condición médica existente y documentada. Para ser más específica, el TDAH es una patología psiquiátrica y crónica que afecta entre el 2% al 5% de la población infantil (El TDAH no existe y otras faltas creencias). Las personas con este trastorno tienen diferencias en el desarrollo del cerebro y de la actividad cerebral que afectan su atención, su habilidad para concentrarse y su auto control. El TDAH puede afectar a un niño en el colegio, en casa y en sus relaciones sociales y amicales. Estos niños suelen ser conocidos como: niños hiperactivos.

Uno de los mitos más extendidos con el que tenemos que lidiar las madres con hijos con TDAH o su versión sin hiperactividad (TDA) es que este trastorno como tal, no existe. Siempre lo escucho: el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) no existe. Este mito, no sólo carece de fundamento médico y científico si no que, además, cuestiona nuestra habilidad y compromiso como madres (y padres también, por supuesto) pues concluye que al aceptar un diagnóstico de TDAH en nuestros hijos estaríamos “huyendo” por la “salida fácil” de la etiquetación, terapias y medicación, o para ponerlo en palabras de Marino Pérez – autor del discutible escrito: “Volviendo a la normalidad” –  “no existe ninguna condición neurobiológica ni genética identificada, y sí muchas familias donde no se asume que la educación de los niños es más difícil de lo que se pensaba”. Continuar leyendo “El TDAH sí existe”

Que empiece por mí

Creo que no me equivoco cuando digo que todos los padres queremos criar hijos que se conviertan en adultos felices, plenos, buenos y honestos. Les enseñamos a decir gracias y por favor, a ser corteses, a respetar, a cumplir las reglas. O al menos lo intentamos. Nos esforzamos por criar gente de bien. Queremos que cuando crezcan sean adultos civilizados, confiables, empáticos y ¿por qué no? simpáticos también, buenas personas en general. Nos preocupamos muchísimo por la educación de nuestros hijos también; que los profesores sean los adecuados, que nuestro dinero se invierta en mejoras para el colegio y en capacitaciones para los docentes. En fin, queremos lo mejor para nuestros hijos.

Y eso está muy bien.

Pero, querer lo mejor y darles lo mejor viene también con enseñarles lo mejor, ser el mejor ejemplo posible, ¿no? Continuar leyendo “Que empiece por mí”

8 maneras de ser la madre más gozadora del verano

El verano suele ser una época abrumadora para nosotras las madres. Los niños están de vacaciones del colegio y no tenemos la estructura ni las actividades escolares que nos apoyan en el día a día. Las academias de verano no duran todo el día y si eres una neuro-madre como yo, seguro te pasas la mayor parte del día manejando entre actividades, deportes, talleres y terapias; y el resto del día organizando actividades para entretener a tus hijos y que no se peguen a la televisión, videojuegos o similares.

Continuar leyendo “8 maneras de ser la madre más gozadora del verano”