¿De quién es el fracaso escolar?

¿Qué significa fracaso escolar? ¿no pasar el año? ¿no estar en el cuadro de honor? o ¿tener algún jalado? Y si esto sucede, ¿de quién es la responsabilidad de este fracaso? ¿padres, profesores, alumnos, la escuela?

Se acaba el año escolar y pronto recibiremos las libretas de notas (algunos quizá ya las recibieron). Si nuestros hijos tienen problemas académicos, lo más probable es que a estas alturas del partido ya hayamos recibido cartas o comunicados invitándolos a academias de verano, talleres o campamentos académicos que no son más que nombres diferentes (y más bonitos) para el famoso: vacacional.

Como ya todos sabemos esta es una invitación que no se puede rechazar pues, si la asignación jalada es matemáticas o castellano (y en algunos colegios inglés) y el niño no pasa el examen al termino del vacacional, repite de año. Así de simple. De ser otra la asignación, la cosa no es tan grave pero igual el alumno de acercarse a rendir el examen y aprobarlo para pasar de año sin mayores problemas.

Naturalmente, recibir una noticia como esta es un shock terrible tanto para los padres como para el alumno,  no importa si ya estábamos al tanto del sufrimiento académico de nuestro hijo (pues, creo que siempre guardamos la esperanza que el progreso sea tal que pueda revertir una situación final tan estresante como el vacacional) más aún cuando las consecuencias pueden ser tan nefastas como repetir el año.

Pero, ¿por qué digo que las consecuencias de repetir el año son nefastas? Porque tal como lo señala León Trahtemberg (basado en diversos estudios al respecto) hacer repetir de año al alumno significa colocar en él la responsabilidad total del fracaso del sistema educacional. (¿es bueno repetir el año escolar?). Incluso, Trahtemberg señala que hacer repetir de año al alumno de alguna manera implica “que el alumno no aprende porque no se esfuerza lo suficiente y debe ser aplazado, con lo que se culpa exclusivamente al alumno de los fracasos que en buena medida son causados por la incompetencia de  los maestros para lograr que aprenda. Después de todo, los profesionales de la educación son los profesores, no los alumnos ni sus padres”. (más info click acá)

Esta afirmación está avalada por diversos estudios e investigaciones (investigaciones acá) que señalan que el repetir de año trae más consecuencias negativas que positivas. En mi opinión, el fracaso escolar de un niño es una falla estructural en todo el sistema de soporte educacional del mismo. Acá ha fallado principalmente el maestro al no lograr que aprenda y la escuela en no proveer el sistema, ni la estructura para brindar una intervención oportuna al alumno con necesidades. Y en algunos muy pocos casos y en menor medida, los padres o tutores al no proveer un soporte adecuado que permita al alumno reforzar y sostener lo aprendido en clase.

Pero, ojo acá no se trata de buscar culpables. Aunque parezca que lo estoy haciendo, no se trata de eso. Se trata de comprender que el fracaso escolar de un niño, no debe ser considerado como un fracaso individual. Sino, como el fracaso de todo el sistema educativo y de soporte del niño. Y en ese sentido, enfocar nuestra atención en buscar alternativas más positivas y eficientes para el beneficio del alumno. Alternativas que lo nivelen sin dañar su autoestima, sin hacerle más daño emocional. Lo ideal sería trazar un plan personalizado que incluya un seguimiento cercano y que otorgue al alumno los refuerzos necesarios para recuperarse. Este plan debe ser liderado por el maestro y de preferencia mantener al niño en su mismo grado para evitar más frustraciones.

Sin duda, será difícil conseguir un colegio que acepte un plan como el que indico líneas arriba así como va a ser muy difícil, si llegase el momento, tener que tomar la dura decisión de aceptar las recomendaciones y permitir que nuestro hijo/a repita de año, o cambiarlo de colegio y que se mantenga en el mismo grado.

En todo caso, si te encuentras en este duro dilema mi recomendación sería que te informes e investigues sobre las causas del atraso de tu hijo/a pues, sobre todo en niños de primaria, los problemas muchas veces tienen una raíz emocional o de dificultades de aprendizaje y hacerlo repetir de año no le va a dar solución a este problema, sino todo lo contrario, lo agravaría más. Evalúa las alternativas y sobre todo no castigues ni culpes a tu hijo/a. Investiga el motivo de su baja performance y traza un plan de trabajo para el 2020 dónde se ataque de raíz este problema (pues, de no atacarlo seguirá arrastrándolo a lo largo de su vida escolar) y pueda desarrollar su máximo potencial y hacer del 2020 un gran año.

¿Qué son las STEM? y ¿Por qué es importante que las niñas las estudien?

Las STEM no son las carreras del futuro, son las carreras del presente por eso es necesario reducir la brecha de género existente en la actualidad e inspirar a más mujeres a perseguir estas carreras. Pero, para hacerlo necesitamos comenzar con motivar y exponer a las niñas a estas disciplinas pero, ¿cómo podemos hacerlo? ¿cómo podemos hacer que las niñas se interesen e involucren en las STEM?

Empecemos por el principio. ¿Qué son las STEM?

La palabra STEM es un acrónimo de las siglas en inglés de las siguiente palabras: Science, Technology, Engineering y Mathematics. Las carreras STEM entonces, son aquellas que están relacionadas con las siguiente áreas de conocimiento:

Ciencia (Science).

Tecnología (Technology).

Ingeniería (Engineering).

Matemáticas (Mathematics)

Estas disciplinas no sólo son el futuro sino, también el presente. Sin embargo, existe una gran brecha de género en estas áreas de estudio. ¿Por qué pasa esto? ¿a qué se debe?

Niñas STEM con tablet

La mayoría de estudios concluye que esto se debe a que la mayoría de las de mujeres no quiere cursar carreras STEM (ingenierías, física, informática…) porque saben que tendrán que vivir en un entorno laboral claramente masculino donde serán penalizadas por ser mujeres (discriminación laboral, estereotipos fuertemente arraigados, ambientes y políticas laborales poco amigables para las mujeres, entre otros).

Esto no surge de un momento a otro sino que es consecuencia de la socialización y educación actual en donde las expectativas para los chicos y chicas son distintas; además están influenciadas por factores socioculturales que consideran que los intereses y habilidades de las chicas no van de acuerdo con las STEM. Estos factores generan, como indican recientes estudios, que las niñas y los niños tengan el mismo interés en las STEM cuando son pequeños pero, tan temprano como a los 6 años (según un estudio de la revista Science) las niñas pierden el interés en estas disciplinas.

¿Por qué pasa esto? Y ¿qué podemos hacer para evitarlo?

Principalmente, se debe a estereotipos y expectativas socioculturales que empiezan a calar en el comportamiento de las niñas alrededor de los 6-8 años de edad. Esto incluye, un bajo autoconcepto de habilidad de las mujeres respecto a áreas STEM (y la consecuente derivación a áreas que se consideran más acordes con el carácter de las niñas y mujeres) y el escaso valor que esas carreras proponen para las mujeres.

¿Qué podemos hacer?

Como padres (y educadores) podemos hacer lo siguiente:

1.Exponer a nuestras niñas desde muy temprano a las disciplinas STEM. Ya sea con juguetes (existen varios), asistiendo a ferias sobre ciencia y tecnología, mostrándoles cuentos y películas sobre estos temas. (mejor aún si la protagonista es mujer).

2. Matricularlas en talleres y actividades extra currículares de estas disciplinas: robótica, programación, experimentos científicos y similares. Ojo: haciendo que sean atrayentes para ellas.

3. Actualizar nuestro conocimiento sobre ciencia y hacer mención a los aportes que han tenido (y siguen teniendo) las mujeres al mundo de la ciencia y tecnología. Que nuestras hijas, sobrinas, nietas conozcan no solo a Marie Curie si no también, a todas aquellas que aportaron su granito de arena al mundo de las ciencias para así generar referentes femeninos a los que quieran emular.

  • Las chicas y las carreras STEM

Dada la importancia que tienen en la actualidad y el carácter todavía más prominente que adquirirán las STEM en un futuro cercano, es prioritario que las niñas se formen en estas disciplinas y participen en igualdad con los hombres en las próximas revoluciones tecnológicas que están por llegar. Está en nuestras manos evitar que alguna niña con vocación tecnológica se quede fuera del juego.

Las redes sociales y los niños

Las redes sociales están aquí y han venido para quedarse. Podemos amarlas u odiarlas pero, no podemos permanecer indiferentes pues, cada vez más los preadolescentes y adolescentes las usan (o piden usarlas). Esto como consecuencia del hecho que cada vez los chicos, están teniendo smartphones desde más chicos.

El tema más preocupante para los padres con respecto a las redes sociales y los niños y adolescentes es la edad recomendada para el uso y acceso a las mismas. Si bien, los especialistas coinciden en que recién es a los 13 años cuando los chicos están preparados para asumir una red social; desde mi perspectiva de Neuromamá, todo va a depender de la madurez y responsabilidad de cada chico individualmente. La edad cronológica es sólo un referencia.

Así tendremos chicos o chicas maduros a los 10 años y algunos que cumplidos los 13, no están listos. Ya depende de los padres hacer una evaluación honesta y concienzuda al respecto.

Por otro lado, es importante que como padres hablemos claramente con nuestros hijos sobre el correcto uso de las redes sociales y los peligros y riesgos que estas traen. Debemos, tener en claro que las redes sociales (nos guste o no) son una ventana a nuestra vida privada y debemos explicarles esto a nuestros hijos.

Finalmente, es importante mantener reglas y pautas claras para el uso del Internet y las redes sociales y dejarles en claro a nuestros hijos que deben confiar en nosotros en caso de tener cualquier problema o duda en el mundo virtual.

Para ver más sobre el uso de las redes sociales por los niños y tener más consejos y tips vayan al nuevo capítulo de mi canal de IGTV.

https://www.instagram.com/tv/BxqNiZbh48-/?igshid=16axvhiq3hx81

Día Internacional de la Niña

Hoy 11 de octubre se celebra el Día Internacional de La Niña

¿Por qué se celebra el día internacional de la niña y no del niño? 
Porque es importante reconocer que todavía las niñas sufren muchos problemas que los niños no. Las niñas son víctimas de discriminación de género, violencia sexual y física, matrimonio infantil, ablación genital y falta de oportunidades educativas en mayor proporción que los niños.

Y por eso el tema de este año es de suma importancia y algo en lo que todos (desde nuestra posición) podemos aportar: “Con ellas: una generación de niñas preparadas”. Porque necesitamos niñas preparadas y fuertes, niñas que se conviertan en las liderezas que velarán por el bien común en el futuro.

Asumamos nuestro compromiso hoy y apostemos por la educación y el empoderamiento de nuestras niñas. Otorguemos igualdad de oportunidades en la educación, colaboremos apoyando programas de becas para niñas de escasos recursos o aquellas que viven en un contexto social complicado para la mujer.

Continuar leyendo “Día Internacional de la Niña”

La salud mental y la maternidad

Salud mental madresEl 10 de octubre (hoy) se celebra el día de la salud mental. Este año la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto el foco en los jóvenes y en la prevención y tratamiento de enfermedades mentales. Pues, como señala en su último informe: “La mitad de las enfermedades mentales comienzan antes de los 14 años, pero en la mayoría de los casos ni se detectan ni se tratan (…) en los adolescentes la depresión ocupa el tercer lugar [y] el suicidio es la segunda causa de muerte entre los 15 y los 29 años”.

Y acá en NeuroMamá celebramos la importancia de este día enfocándonos en la prevención y el cuidado de la salud mental de las mujeres, específicamente de aquellas que son madres, pues se sabe que la incidencia de los trastornos mentales es mayor en las mujeres que en los hombres y de acuerdo con médicos como el Dr. Luis Sandoval —especializado en psiquiatría y vinculado a Kaiser Permanente Santa Ana – California (entrevistado por el diario La Opinión el 13 de mayo del 2018): “Situaciones estresantes, como el ser madre de niños pequeños, aumentan la probabilidad de que la mujer experimente depresión u otros trastornos. Él señala, que esto se debe, ya sea, por el estrés familiar que se crea cuando llega al mundo un nuevo integrante de la familia o el ideal imposible de la “madre perfecta””.

Continuar leyendo “La salud mental y la maternidad”

Que empiece por mí

Creo que no me equivoco cuando digo que todos los padres queremos criar hijos que se conviertan en adultos felices, plenos, buenos y honestos. Les enseñamos a decir gracias y por favor, a ser corteses, a respetar, a cumplir las reglas. O al menos lo intentamos. Nos esforzamos por criar gente de bien. Queremos que cuando crezcan sean adultos civilizados, confiables, empáticos y ¿por qué no? simpáticos también, buenas personas en general. Nos preocupamos muchísimo por la educación de nuestros hijos también; que los profesores sean los adecuados, que nuestro dinero se invierta en mejoras para el colegio y en capacitaciones para los docentes. En fin, queremos lo mejor para nuestros hijos.

Y eso está muy bien.

Pero, querer lo mejor y darles lo mejor viene también con enseñarles lo mejor, ser el mejor ejemplo posible, ¿no? Continuar leyendo “Que empiece por mí”

El colegio es tu amigo

Iniciamos un nuevo año escolar, un nuevo año lleno de oportunidades, aventuras y retos. Un nuevo año para enmendar los errores, dejar atrás los disgustos y miedos del pasado, y mirar hacia el futuro con optimismo y apertura. Un nuevo año también para darle la oportunidad al colegio de nuestros hijos de ser el “amigo” profesional, educador, que al igual que nosotros quiere lo mejor para nuestros hijos, y no mirarlo como el “cuco” que sólo quiere molestar y hacer sentir mal a nuestras criaturas.

¿Por qué digo esto? Continuar leyendo “El colegio es tu amigo”

Todo lo que debes saber sobre la Disfunción de Integración Sensorial

La integración sensorial es la capacidad del sistema nervioso para descifrar la información recibida por los sentidos y generar respuestas inmediatas acorde con estos estímulos. Cuando falla alguno de los componentes del sistema de integración sensorial, hablamos de una Disfunción de Integración sensorial que en los niños genera mayores obstáculos de los habituales en su comportamiento en el día a día.

Continuar leyendo “Todo lo que debes saber sobre la Disfunción de Integración Sensorial”

8 consejos para favorecer la atención y concentración de los niños

Hace unas semanas atrás posteé sobre la poca motivación que tenía mi hija la segunda para ir al colegio. Todas las mañanas se levantaba llorando y renegando que no quería ir al colegio, que era aburrido, que quería quedarse en casa conmigo. La sugerencia que me dieron varias mamigas fue averiguar que era lo que pasaba con ella en el colegio. ¿Por qué de pronto ya no quería ir? ¿Qué estaba pasando ahora que la hacía no querer ir al colegio, pues ella siempre había ido feliz?

Continuar leyendo “8 consejos para favorecer la atención y concentración de los niños”

El teatro y los niños: Beneficios del teatro en los niños

El teatro y los niños: ¿Qué beneficios trae la práctica del teatro para los niños? ¿Por qué es bueno que los niños lleven cursos o talleres de teatro? 
Entrevista a Carolina Barrantes del Río (profesora principal del taller de teatro para niños “Había Una Vez – Teatro”)
Me encanta ir al teatro. En algún momento de mi vida iba bastante seguido y solía estar muy al día en la cartelera nacional. Pero, con la llegada de mis niños mis idas al teatro desaparecieron. Sin embargo, no lo hicieron mi gusto y admiración por este tipo de arte. Por eso, en cuánto vi el anuncio que publicó una amiga en Facebook sobre un taller de teatro para niños, corrí a averiguar al respecto y sin dudarlo matriculé a mis dos hijos mayores.
De eso, ya pasó más de un año y sólo continúa en clases mi hijo mayor. En este tiempo he visto muchos cambios positivos en cuánto a su relación consigo mismo, su producción creativa y su seguridad escénica. Así, que decidí conversar con Carolina, su maestra, quién además de tener una excelente llegada con los niños, tiene una visión del teatro y sus oportunidades para los niños sumamente interesante. Conversando con ella, me di cuenta de que el teatro va más allá de la puesta en escena y trae beneficios en el proceso creativo y el desarrollo emocional saludable de los niños. Y acá comparto lo que conversé con ella sobre el teatro y los niños.
[Para conocer más sobre Carolina y su formación académica: Clic acá]
Beneficios del teatro en los niños
En tu experiencia, ¿Cómo ayuda el teatro a la formación de los niños? El teatro, en primer lugar, hace que el niño se ría de sí mismo y que pierda temor a comunicar sentimientos, porque actúa de otro y es a través de ese otro que puede expresarse con más libertad. Cuando un niño se bloquea por no poder ser como se espera que sea o como él mismo espera ser, puede a través del juego, desarrollar una propia creación que le dará seguridad y confianza en él mismo, en lo suyo. También ayuda al proceso creativo, pues la creatividad debe ser trabajada con cierta estructura, de tal manera que pueda ser libre dentro de las reglas planteadas. Esto es importante para la mente saludable del niño porque crecerá creyendo que él puede determinar sus propias decisiones, elecciones (al jugar y hacer teatro, todo el tiempo tienes que decidir sobre un inmenso lienzo en blanco), él es el creador de sus acciones. La creatividad libera las trabas que a veces la sociedad o nosotros mismos nos imponemos, nos abre la mente a diferentes posibilidades frente a las dificultades. En los cuentos o historias, el niño se atreve a expresar lo que le cuesta, le da miedo o vergüenza como sí mismo. Los personajes creados por los niños están compuestos de las fantasías, los miedos que quiere vencer, los logros, los recuerdos, lo que el niño cree que no puede hacer, todo eso el niño lo pone en un personaje… se va conociendo a sí mismo más.
Siempre nos dicen que si tenemos un hijo tímido debemos meterlo a clases de teatro. ¿Por qué crees que nos dicen esto? En un principio, uno cree que lo importante del teatro es que el niño esté de pie, muy valiente, frente a muchas personas, actuando… pero eso es sólo una consecuencia de un proceso de creación y de ensayos. Lo importante que el teatro trabaja en el niño y en su timidez, es la amistad que crea con su equipo, es lo que enfrenta al crear un personaje que ni se imaginó, es la empatía que debe tener para crear un personaje diferente a él. Es en este proceso que el niño se enriquece, y ya llega a una función de teatro, con un personaje y grupo sólido para hacer lo que tiene que hacer en escena. El teatro lo hace perder el temor frente a sí mismo, más que frente al público. El público viene al final de un largo proceso. La timidez la irá perdiendo, por el grupo humano que forme en la obra o taller, y porque irá perdiendo el miedo a sí mismo y a mostrarse como es.
Beneficios del teatro en los niños

¿Cuál es la edad ideal para empezar con los talleres de teatro?
Uno puede empezar a hacer teatro, si quiere, a los 60 años. No hay edad para empezar. Si quieres hacer una carrera teatral, también puedes empezar luego de haber trabajado en otras cosas. Yo tomo el teatro para niños como un espacio para que el niño adquiera muchas herramientas que lo harán mejor persona y más feliz. Los primeros 10 años son fundamentales para el desarrollo general del niño, y creo que el teatro colabora en su formación: cuando juega con muñecos expresa con su voz lo que vive en casa, en el colegio, en la calle… también con su cuerpo. El teatro es muy completo porque involucra el cuerpo y la voz. Yo asumo el teatro como una herramienta que lo ayuda a ser más feliz y expresar sus emociones y componer historias (es una manera de organizar sus pensamientos), en un mundo que avanza abrumadoramente a través de la tecnología y que nos corta maneras de expresarnos y relacionarnos.
¿Por qué te parece importante en la formación de los niños que incluyan clases o talleres de teatro? Porque le enseña al niño otra manera de mirar el mundo. No dibujando, no esculpiendo, si no representando historias o mitos que se acercan a la realidad. Les permite construir su lenguaje, desarrollarlo, expresarse como necesitan, a través del cuerpo y la palabra.
En general ¿Cuáles son los beneficios que el teatro brinda a los niños? ¿Por qué recomendarías a las madres matricular a los niños en talleres o clases de teatro?
El teatro le da seguridad al niño para conocerse, decir quién es, conectarse con sus emociones, comunicarse y expresarse mejor ante los demás. Lo ayudará a relacionarse, a crear historias (organizar su pensamiento de manera creativa), a perder miedo y confiar en él mismo y en quienes lo rodean. El taller es un espacio que le dará al niño un lugar para ser él mismo, sentirse cómodo con él mismo y llevar esa seguridad a otros espacios.
El teatro y los niños

Si después de leer esta entrevista quieres meter a tus hijos a un taller de teatro (y seguro que después de leerla vas a querer) te dejo acá los datos de contacto de Había una Vez Teatro: https://www.facebook.com/habiaunavezteatro/