Ausencia justificada

Hace casi un mes que no publico y es que he estado full. Como buena neuro-mamá en mi afán de ser perfecta y además estar atrás de mi hijo (y para colmo sin nana) me olvidé de hacer muchas cosas que me gustan y me hacen sentir bien como persona. Una de ellas es escribir, aunque sea un blog. Pero conversando con una amiga y recordando viejos tiempos me acordé de muchas de las cosas que me gustaba hacer (a veces siento que en otra vida) que son cosas que me hacen ser la persona que soy. Es importante, hasta por mi salud mental, que tenga un espacio para mí y me dedique a cultivarlo y cultivarme.

Así, que acá estoy con más proyectos para este año que recién empieza, y recordando que si bien el ser mamá es lo mejor que me ha pasado, no significa que me debo olvidar quien soy y que también tengo derecho a pasarla bien fuera del ambiente de la maternidad. Y si por ahí hay alguien a la que también le pasa eso, pues bienvenida al club y que este año 2011 sirva para engreír a nuestros pequeños y también a nosotras mismas.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.