Vocabulario y competencia

Siempre me han llegado esas madres obsesas que llevan la cuenta del vocabulario de sus hijos y les gusta, en un afán competitivo (obvio, porque si no para que andan contando las palabras de sus hijos), compartir con otras madres el número de palabras que Fulanito o Menganita manejaban a tal o cual edad. Es típico encontrarte con algunas de estas madres que al preguntarte por la edad de tu bebé, inmediatamente añaden: “A esa edad, Menganita ya tenía un vocabulario de 160 palabras”; “Fulanito, a la misma edad contaba con un vocabulario de 250 palabras, el pediatra decía que jamás había visto algo así….”

Pues, bien por Fulanito o Menganita! A mí no me interesan sus progresos lingüísticos, y realmente, ¿quien cuenta tantas palabras? ¡O sea, por favor! ¿Quién tiene tiempo? Cuéntame que hiciste ayer y no me digas que te la has pasado contando las palabras de tu “superdotada” hija. Porque obviamente, debe ser superdotado para tener un vocabulario tan rico a esa corta edad. ¿No?

Lamentablemente, es imposible para una madre evitar comparar e incluso preocuparse un poco si su hijo/a no logra las metas de desarrolla a la velocidad que a ella le gustaría. Así que para salir de dudas y no quedarme atrás en la competencia de madres, y por su puesto también antendiendo el pedido de la abuela de mi bebé. Es que, no solo he contado sus palabras, al año 7 meses, sino también (y con esto les gané a todas!!) he hecho un diccionario con sus palabras y sus respectivos significados.

Y con mucho orgullo les digo que (al día de hoy) mi bebé cuenta con un florido vocabulario de más de 280 palabras que usa en pequeñas frases, y combina muy bien. Obvio, la lista debe ser actualizada ya que está parendiendo un promedio de 2 palabras diarias, si es que no es más. Pero, la verdad es que ¿quién tiene tiempo para contar? Yo estoy feliz con mi bebé aunque fuera mudo!!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.