Esos días (duros) en la crianza

Hace poco leí en el Instagram un post de una terapueta a la que sigo (mombraintherapist) sobre “esos días” en la crianza. Esos días que necesitas que terminen rápido, en el que estás física y/o mentalmente agotada (o ambas) o que simplemente tienes demasiado trabajo (fuera o dentro de casa) para estar presente al 100%. Uno de esos días en que les das más postres o dulces de lo recomendable, los dejas ver más horas de pantallas de las que deberían o, no chequeas ni supervisas que hagan sus tareas y actividades diarias.

Creo que todas tenemos esos días y más aún en estos tiempos tan duros que atravesamos. No sólo tenemos el estrés y ansiedad de la pandemia sino, también que las medidas tomadas para combatirla nos han afectado económicamente generando mayor presión aún.

Esos días en la maternidad

Lo importante acá, tal como lo señala la terapeuta, es que reconozcamos esos días como lo que son: días complicados y duros, días en los que nos permitimos tomarnos una licencia y permitimos que no todo sea perfecto. Tener esos días no es algo negativo, todo lo contrario, más bien esos días son una señal que estamos escuchando nuestras propias necesidades y lo mejor, es que las estamos honrando. Estamos honrando nuestro cansancio, nuestro agobio y nuestros propios procesos y eso, NO nos hace madres descuidadas ni indiferentes sino nos hace, madres que saben reconocer sus límites y necesidades y se nutren para luego poder nutrir a sus hijos y a sus seres queridos.

Yo cuando tengo uno de esos días suelo no revisar tareas, no acompañar en clases virtuales y ver una película comiendo alguna chatarrita. ¿Qué hacen Uds. cuando tienen uno de esos días? ¿Cómo se cuidan? Recuerdo que mi abuela cuando tenía uno de esos días no cocinaba y se iba a un restaurante a almorzar. Compartan para inspirarnos y acompañarnos en esos días dficiles en la crianza.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.