Una nana peruana en Dinamarca

Ojo que esta solo es la primera parte de las aventuras de esta nana peruana en Dinamarca.

Como muchos ya deben saber (y si no saben les cuento) la semana pasada estuve en Dinamarca, Copenhague acompañando y ayudando a mi hermana menor con su recién nacido. Llegué justo un día después que mi sobrino cumplió dos semanas de vida y estuve por 8 días. Fueron días intensos y hermosos (como lo son con los recién nacidos) y también muy ilustrativos pues, pude notar en (casi) primera mano las diferencias culturales que existen en el cuidado y trato de la madre y el recién nacido entre Perú y Dinamarca.

Como socióloga (y nana experta cama adentro) soy consciente que la socialización, cuidado y crianza de los niños así como el trato a las parturientas y puérperas varían de cultura en cultura según el contexto en el que estemos. Sin embargo, me sorprendió mucho notar de primera mano esas diferencias cuando llegué con todo mi conocimiento de madre de 3 limeñitos de clase alta, a cuidar a un bebé danés de clase media. 

Lo que más me sorprendió fue el cuidado del recién nacido. En Lima, Perú en las clínicas privadas es parte del ritual que bañen al bebé al frente tuyo, es más el baño se suele dar el día que toca el alta de la clínica y así te llevas a tu recién nacido bien bañadito. Es una recomendación general bañar al bebé diariamente y siempre a la misma hora. Mejor aún si el baño lo haces parte de la rutina de sueño. En Dinamarca, la recomendación profesional es bañarlo 2 veces por semana pues los aceites y grasas naturales que segrega la piel del bebé lo protegen. Si la mamá  quiere bañarlo un poquitín más o menos seguido, está bien. Personalmente, me hubiera gustado que me dijeran eso cuando era primeriza (y no una nana experta) y temblaba bañando a mi recién nacido mientras rezaba para que no le caiga agua en el cordón umbilical.

Algo súper interesante también, es el uso de los famosos guantecitos para que no se arañen la carita. Mi hijo mayor los odió desde el día uno y yo también, pero acá en Lima son tan comunes que le llevamos a mi hermana un par. La enfermera al ver al bebé con los guantes le dijo a mi hermana que le daba pena que su bebé los use pues las primeras semanas de vida los niños solo tienen tacto en las manos y la boca, y suelen chuparse las manitos para sentir. Además, las uñas del recién nacido no se cortan, se liman con aceite de bebé y créanme que con esto es suficiente (otra cosa que me hubiera gustado que me digan cuando nació mi primer hijo).

Finalmente, creo que lo que más nos sorprende a los limeños es el hecho que los bebés salen a la calle desde el día uno (obvio, siempre que la mamá quiera/pueda) pues hay una idea generalizada que al aire libre (no importa si es el más crudo invierno) los niños descansan mejor, se relajan más y el aire fresco los fortalece. Así que es común ver (sea invierno o verano) en parques, terrazas y zonas al aire libre a bebés tomando siesta bien comoditos en sus coches.  Y eso no es todo, si la mamá y/o el papá quieren tomarse un café o comerse un snack la norma manda dejar a los bebés dentro del coche durmiendo fuera del local. ¿QUÉ hablas? Explícate. O sea, mientras mamá come en calma, el bebé se queda afuera del local con su monitor tomando su siesta. Cuando se levanta mamá sale a verlo (aunque créanme eso de las siestas más largas al aire libre es cierto). Y no ha habido casos de robos ni secuestros de niños por hacer esto. 

¿Qué les parece? Hay muchas costumbres danesas en la crianza de bebés que creo que adoptaría feliz de la vida ¿Uds? O ¿quizá a alguna otra de algún otro lugar del mundo?

10 preguntas que hacerles a tus hijos en lugar de ¿Qué tal te fue en el colegio hoy?

Empezó de nuevo el colegio. Los chicos pasan más horas en él que en casa y por supuesto todas las neuromamás queremos conocer todos los detalles del día a día de nuestros retoños en las aulas (más aún ahora que acabamos de empezar clases).

El único problema es que nuestros pequeños no siempre están muy comunicativos y la mayoría de veces a la pregunta ¿qué tal te fue en el colegio hoy? Nos responden con un escueto “bien”… y obviamente nosotras queremos más que un monosílabo de respuesta.

Ojo, la puedes descargar y compartir con quien quieras 😉.

Por eso, he elaborado este gráfico con 10 preguntas para hacerle a tus hijos en lugar de la clásica ¿qué tal te fue en el colegio hoy? que estoy segura les arrancará más de un monosílabo.

7 actividades divertidas e inusuales para hacer con los niños en el verano

Llegó el verano, el calor y las vacaciones de los niños. Y junto con ellos llegan también largas horas de no hacer nada, varios “estoy aburrido” y si eres neuromadre como, yo la desesperación por que tus hijos hagan algo útil con su vida y no se la pasen tirados en la casa como amebas. Por supuesto, y obvio si eres neuromadre ya los matriculaste en talleres o academias de verano… pero igual (como eres neuro) te parece que son tantas horas “ muertas” y que hay tantas oportunidades de pasarla bien, enriquecerse y aprender que no las puedes desperdiciar.

Y por supuesto, para lograrlo cuentas con el apoyo de tu amiga, la más neuro de todas – yo- que ya investigué lo qué hay para hacer y he elaborado una lista con las 7 actividades más divertidas e inusuales para hacer con los niños este verano:

Niña en la playa
  1. Hacer un volcán 🌋 de arena. Es súper fácil de hacer, no necesita ingredientes complicados y aprovechando que la playa está acá cerca es un súper plan para las tardes de verano. Hacer volcán arena clic acá.
  2. Decorar conchas con sharpies. ¿En serio eso te parece inusual y divertido neuro? Sí ya sé es la típica recolectar conchas pero… pintarlas con sharpies y hacer sus propios diseños estoy segura que es algo que no sabían. Es al toque, quedan lindas y garantiza hoooras de diversión.
  3. Hacer slime de arena. Esta te apuesto que no la sabías. Si aún no estás harta del slime te dejo la receta acá: slime de arena
  4. Visitar alguno de los parques de agua de nuestra querida ciudad capital (me refiero a Lima, Perú). Y no sólo incluye el circuito mágico de agua, que ya es un clásico, si no varios otros con toboganes y piscinas de primera. Clic acá para ver lista de los top.
  5. ¿Qué tal una noche de miedo y cultura como un plan divertido e inusual para el verano? Ahora que los chicos se pueden levantar más tarde, también se pueden acostar más tarde ¿no? El tour del miedo es una opción ideal. El recorrido nocturno al Cementerio Presbitero Maestro realmente vale la pena. Para averiguar costos y horarios vayan acá: tourdelmhttps://tourdelmiedo.com.pe/presbitero-maestro.html
  6. Hacer una cápsula del tiempo. Consigan una lata grande (puede ser la de galletas) un periódico del día, revistas, cosas significativas de esta época, una foto de uds. actual y listo! Entiérrenla en algún lugar. Luego las próximas vacaciones ya tienen otra cosa divertida que hacer desenterrando su cápsula. 😉 O pueden desenterrarla muchos años en el futuro y ver cómo han cambiado las cosas.
  7. Y finalmente, una que pueden hacer varias veces y en los momentos de máximo calor y aburrimiento: crear tu propia piscina colorida ¿Cómo? Llena la tina de más grande de tu casa con agua, llénala de juguetes (qué resistan el agua obvio) y listo! Si tú tina es blanca para un plus de color le puedes echar tinte vegetal, esos tientes para alimentos. Y voila, ya tienes tu piscina casera!

Bueno, esas son las 7 actividades más divertidas y creativas que se me han ocurrido hacer este verano con mis hijos. Si tienen otras más divertidas o alguna modificación interesante de las de arriba compartan el dato en sus comentarios. 👇🏼

Bolívar Baby&Kids

En la actualidad todos estamos al tanto que los bebés y niños pequeños tienen la piel más sensible y delicada, y necesitan productos especializados que consideren estas características no sólo para el cuidado de su piel, sino también para el cuidado de sus prendas y utensilios. Como sé, que quienes me leen son neuromadres como yo que quieren usar en sus hijos productos de confianza y calidad que sean gentiles con la piel de sus pequeños; les cuento con mucha alegría que Bolívar, la marca emblemática de jabones para ropa del país, ha sacado una línea especializada en el lavado y cuidado de la ropa del bebé y de su piel: Bolívar Baby&Kids (jabón de lavar, detergente y suavizante), que ofrece el balance perfecto entre cuidado y limpieza.

Bolivar Baby&Kids

Bolívar Baby&Kids son productos que tienen una fórmula hipoalergénica, muy gentil con la delicada piel de los bebés pero que a la vez mantiene altos niveles de limpieza general y remoción de manchas. Se puede usar para bebés desde los 0 a los 36 meses (cosa que me parece genial, porque es bastante complicado conseguir productos especializados para esa edad en nuestro país). Además, la fragancia de esta línea es súper especial porque fue desarrollada especialmente para transmitir una sensación de cuidado y de delicadeza para bebés.

Algunos tipos de telas o detergentes comunes pueden causar alergias e irritaciones en la piel de los bebés. Muchas de nosotras buscamos comprar los productos más naturales y con la mejor calidad para vestir a nuestros bebés y ahora, ya tendremos productos especializados para lavar sus prendas (todo tipo de prendas delicadas y speciales) garantizando así la protección de la piel de nuestros bebés.

Tuve la oportunidad de probar los productos de la línea Baby& Kids y déjenme decirles que me gustaron mucho. Yo soy maniática con la suavidad de mi ropa y de verdad que dejaron las prendas delicadas súper suaves y con un rico aroma. Además, Bolívar Baby&Kids sacó sin ningún problema las manchas de comida de la ropa de mis hijos, por lo que creo que es capaz de sacar sin ningún problema hasta las manchas de papilla más duras (esas de papilla de fruta que son complicadísimas). El aroma es fino y delicado con lo que no apabulla el olor natural de los recién nacidos que es tan rico ;), y definitivamente transmite una sensación de cuidado y delicadeza.
Bolivar Baby&Kids

Los 3 productos de Bolívar Baby&Kids son:
  • Detergente en polvo Baby&Kids: viene en dos presentaciones: 750gr y 1.5kg.
  • Suavizante Baby & Kids: La presentación del producto es de 800ml
  • Jabón de lavar Baby & Kids: La presentación del producto es de 220gr.

Como ya les mencioné líneas arriba los 3 tienen una fórmula hipoalergénica especializada y son ideales para usar en las prendas de niños de 0 a 36 meses, además de ser gentiles con la piel del bebé son duros con las manchas. Tienen un aroma suave que transmite confianza y limpieza. Sin duda, ¡un producto recomendado!

Los productos Bolívar Baby&Kids están desde hoy en TODOS los super mercados a nivel nacional. Ya saben, corran a comprarlos.

NeuroMamás Invitadas

Alexandra Grieve

Es madre de 2 pequeños, un niño de 6 y una niña de 3 años. Es abogada y ahora trabaja a tiempo parcial desde casa. Está casada y vive en Lima, Perú dónde pasó toda su infancia y adolescencia.

“Gracias a Milagros, a quien le conté primero mi historia, y me alentó a escribirla, y no solo eso, sino que, además, me prestó su blog, que es tan honesto, y funge de guía y ayuda a las mamás en un mundo en donde hoy todo es un tema, todo es un problema, y todo necesita ayuda profesional (o sea, terapia). ¡¡No venimos con manual!!

Espero que mi experiencia sirva para ayudar tanto a las mamás cuyos hijos pasan por lo mismo que yo pasé, como para aquellas cercanas a un niño con alguna característica que lo hace “diferente” (¡aunque todos somos diferentes!)”

Terapia de sanación con cuencos de cuarzo

¿Alguna vez habían escuchado sobre el poder de los cuarzos? ¿sobre la meditación con cuencos de cuarzo? ¿Sí? ¿No? Bueno, pues yo no lo había hecho hasta hace unas semanas atrás cuando recibí una invitación para asistir a una sesión de terapia de sanación con cuencos. La verdad no creía mucho en su poder, para ser honesta no entendía muy bien de qué se trataba y acepté la invitación más por curiosidad que por otra cosa, pues estas terapias alternativas están muy de moda y quería entender por qué gustan tanto.
imagenes utilizadas en la terapia de sanación con cuencos de cuarzo

Y entendí el por qué.

No soy muy fan de la meditación, eso de vaciar mi mente y concentrarme en mi respiración, vislumbrarme en algún paraje hermoso y encontrarme con espíritus y/o energías de mayor “vibración” no va para nada conmigo. Yo soy mundana y neurótica. Tengo mil ideas y pendientes dando vueltas en mi mente todo el tiempo. Sin embargo, quería intentarlo pues cada vez conozco más gente que medita y les encanta hacerlo. Así que decidí darle una oportunidad.
Empezamos la sesión sentadas en un círculo alrededor de nuestra guía quien tenía diversos objetos además del cuenco; entre ellos velas, una campanita, imágenes de ángeles (se los invoca mucho) y algo que llamó mucho mi atención: 2 duendes. Sí, 2 muñequitos – un poco tenebrosos debo decirlo – que eran unos duendecitos que siempre la acompañaban en sus meditaciones y según nos contó, la ayudan a crecer espiritualmente. Siendo yo súper católica, esto me chocó un poco. Pero, igual decidí mantener mi mente abierta. Lo importante es mantener nuestras creencias claras.
Elf toys for spirtual growing
Los duendes que nos acompañaron
Una vez estábamos todas sentadas sin celulares y sin relojes, cerramos los ojos y nuestra guía nos empezó a dirigir hacia un lugar de calma y luz. Mientras lo hacía empecé a escuchar un sonido súper fuerte; algo agudo, pero no desagradable. Pensé que era la radio, pero más adelante me di cuenta que el sonido provenía del cuenco de cuarzo. El sonido nos acompañó y – me atrevería decir –  guio durante toda la meditación. Acompañada de él, boté muchos de mis pensamientos negativos y angustiantes, pude concentrarme en las palabras de nuestra guía y logré relajarme y cargarme de energía positiva, de agradecimiento y mucha armonía.
Me conecté conmigo misma. La energía positiva con la que me recargué en esta mediación me acompañó toda la semana. Jamás me imaginé que diría esto, pero quiero volver a hacerlo. Me encantó. Realmente fue una experiencia única y que aconsejo a tod@s probar y de ser posible practicar. Regálense este momento mágico. ¡Vale la pena!

La meditación con cuencos de cuarzo a la que asistí es parte del programa complementario que ofrece Oncoslud a sus pacientes que están en tratamiento de cáncer. Lo realizamos en su sede de Guardia Civil. Es gratuito para ellos y sus familiares (si eres asegurado puedes preguntar por horarios y también asistir). 

Ahora conocemos: Wonderland AfterSchool

Yo ya había escuchado hablar de este novedoso programa, pero fue recién la semana pasada, cuando realmente comprendí de lo que se trata este interesante sistema de “after school” (para las tardes después del colegio). Que estoy segura a uds. les va a gustar tanto como a mí.


¿De qué se trata Wonderland AfterSchool?
Es un acogedor centro para apoyar a los niños en sus tareas y obligaciones después del colegio. Aquí los niños se encuentran con un ambiente acogedor y moderno dónde personal especializado les ayuda a resolver sus tareas, repasar las lecciones aprendidas y les brindan diversos talleres. 


El innovador concepto de Wonderland AfterSchool fue creado como una solución para los padres que trabajan y/o necesitan apoyo en el cuidado e instrucción de sus hijos después del colegio.

¿Para quién es Wonderland AfterSchool?
Wonderland tiene programas para niños desde Pre Kinder (o Nursery) hasta 6to grado de primaria. No hay horario fijo de entrada ni de salida pues se adaptan a las necesidades de los padres. Sus programas especializados para el After School son de 2,3,4 y 5 veces por semana donde los chicos pasan primero por los talleres académicos (tareas y estudio) y luego por un taller divertido que cambia mes a mes, para evitar que se aburran. Talleres, como little chefs, arte, baile, taller de experimentos, taller de plastilina, etc…

¿Por qué me gusta?
Primero, porque el sistema realmente es una gran ayuda para las mamás. Y, no sólo para las que trabajan sino también para aquellas que tenemos más de un hijo en edad escolar y, a veces, nos vemos abrumadas por la cantidad de tareas, o porque no tenemos los medios (ni la paciencia) para hacer la tarea con ellos. Dejar a nuestros hijos en Wonderland, brinda la tranquilidad de saber que están en un lugar seguro, aprendiendo y divirtiéndose al mismo tiempo. Además, ayuda también a mejorar la relación madre-hijo/a pues es un estrés menos, sobre todo para las que llegan a casa cansadas del trabajo por las noches.  

En segundo lugar, por el lugar. El campus de Wonderland es maravilloso (¡vean las fotos!). Las instalaciones son de primera. 





Y por último, sus talleres de vacaciones: si no sabes qué hacer con los chicos en vacaciones y te preocupa que estén en la casa haciendo tonterías, Wonderland ofrece talleres de Vacaciones en Mayo, Julio, Octubre y su popular Summer Camp en verano, con programas completos de 9:00 a 12:30 am. 

¿Qué tal? 
Datazo, ¿no? Si quieren más información miren su web: www.wonderland.com.pe o entren a su fan page: facebook.com/WonderlandAfterSchool

Mi libro de sueños

Hace muuuucho tiempo atrás, leí una historia sobre una mujer que un poco deprimida había ido a una charla de autoayuda, de esas en que te dicen: “querer es poder” y que cuando tú realmente deseas algo, el universo confabula para que lo logres. Ella asistió, y en esa charla escuchó que para que los deseos y sueños se cumplan, para llegar a nuestras metas más alucinadas, lo mejor es poder visualizarlas, hacerlas tangibles, tenerlas siempre presentes. Así, se le ocurrió crear un libro, tipo un scrapbook en el que ella iba pegando fotos, recortes de revistas y similares que representaban sus sueños.

En su libro de sueños, ella pegó la foto de una casa grande con jardín, joyas, un galán (era divorciada) y varias cosas más, que en el camino se le fueron materializando. Contaba su historia, pues ya llevaba varios scrapbooks y todos con resultados excelentes, pues había cumplido todos sus sueños.

Por supuesto yo no le creí nada, además cuando lo leí estaba en el colegio y todo se me venía fácil. Pero, ya cuando estaba en la universidad con metas y sueños más grandes me acordé de esta historia y decidí hacer mi propio scrapbook de los sueños. Hace poco lo encontré, y oh, sorpresa, me di cuenta que todos absolutamente todos los sueños que había puesto ahí se me cumplieron. Algunos, incluso mejor que lo había imaginado. Claro, que no voy a decir que fue sólo gracias al libro de los sueños, me esforcé y trabajé duro para lograr esas metas.  Pero estoy segura que tener un libro dónde leerlas y gozar imaginándome disfrutándolas influyó mucho.

Desde esa vez no he vuelto a hacer uno, pero este año tengo varios sueños y metas por cumplir. Hay varias cosas que quiero lograr, así que he decidido crear mi propio libro de los deseos, mi scrapbook de sueños particular. Ya me compré mi pioner (¡ja! mi scrapbook tendrá muchos sueños) varias hojas de cartulinas, y ya recorté varias fotos e imprimí varias imágenes y similares que representan de la mejor manera mis sueños y mis metas. Obviamente, como buena Neuro_Mamá, mi libro estará plagado de deseos que incluyen a mis hijos (léase viajes a Disney, conocer a las princesas, pasear con los Minions y similares).

Obviamente, también trabajaré duro para conseguir mis sueños. Quiero, que este 2015 sea muy feliz y lleno de logros, y les deseo lo mismo a uds. tbn, que el 2015 sea un año muy feliz, que estén llenas de salud y plagadas de buenas noticias, y que todos sus sueños y metas se hagan realidad.  Y, si no saben cómo, espero que esta idea del libro de los sueños, scrapbook de los deseos o como quieran llamarlo, las inspire y ayude.

Lully Kids: marcas exclusivas

El fin de semana pasado me invitaron a conocer la tienda especializada en ropa para niños Lully Kids. La propuesta de esta tienda es muy interesante pues se especializa exclusivamente en ropa para niños de 0 – 8 años con marcas de diseño europeas y norteamericanas. Lo interesante acá, es que sólo traen una prenda por modelo por talla. Así, si quieres que tus pequeños sean los más fashion vas por buen camino, ya que jamás te encontrarás con otro niño/a que use la misma talla llevando la misma tenida.

La oferta se divide en 2 grupos: Bebes de 0-2 años, para los que traen las marcas Little Me (USA) y Zutano (USA).
Zutano
Diseña ropa para bebés (0-4 años) en líneas simples pero con mucho color y excelente diseño. La ropa es para uso diario pero con style. Zutano usa 100% algodón  de la mejor calidad. 

 La línea permite mezclar piezas de un solo color con prendas impresas o de rayas altamente combinables, además de accesorios como baberos y gorros. Lo interesante de esta marca es que tiene un solo tono para cada color, por ejemplo el color naranja es uno solo para las diferentes colecciones de la marca, de manera que si adquieres una pieza de otra colección tienes por seguro que es el mismo tono, por lo que las combinaciones son infinitas.










Little Me
Especializada en ropa para bebés hasta los 2 años. El estilo de la marca es clásico, sin perder la innovación en el diseño y detalles como bordados, y aplicaciones. En cuanto a materiales, sólo usa punto de algodón, velour o ‘plush’ y telas de algodón tipo afelpado.

Y si te gustó la ropa para bebés de 0 – 2 años, espera hasta que veas las marcas que han traído para niños de 2 – 8 años. Son, totally trendy, muy sentadoras y de diseño (sí, diseño) para niños. Harstrings (USA), Deux par Deux (Canada) y 3 Pommes (Francia). Empezaré por mi favorito:
Deux par deux 
La ropa de esta marca es sencillamente, divina. Tanto para niños como niñas. Es moderna, sigue las tendencias de la moda pero sin perder la inocencia. Es cómoda y para que estén re-fashion en el día a día. 

3 Pommes
Esta marca también me encanta. Su nombre nace de la expresión francesa “haut comme trois pommes” (literalmente, alto como 3 manzanas para referirse a la estatura de un niño). Luego de 40 años en el mercado se mantiene fiel a su lema: “máxima creatividad, al menor precio”.

Esta marca nos ofrece amplia gama de colores y materiales además de estampados originales, cortes y diseños a la moda, para niños hasta los 12 años.
Y por último, pero igual divino: Harstrings para niñas y Kitestrings para niños
Esta marca personifica a las niñas más refinadas y personifica la esencia de un estilo clásico americano con una visión moderna. Es ropa más formal, pero con mucho estilo. Nos remite al estilo Country Club más puro. Se especializan en chompas, siendo el detalle de sus acabados su sello de representación. 

Aumento de talla de zapatos luego del post parto

foto de un centímetro

Lamentablemente esta frase no fue dicha por mi hijo de 4 años, ni se refiere a mi hija de 2, ni tiene nada que ver con mi bebé de casi 6 meses, ni con ningún niño que conozca y del cual alguna vez he blogueado. Esta frase tiene que ver única y exclusivamente conmigo, sí, conmigo. Desde mi primer embarazo a la fecha he empezado a crecer, y no solo a lo ancho, que finalmente es algo que sí me esperaba (¡aunque no tanto!) sino también a lo largo y sobre todo en los pies. Me están creciendo los pies.

Ya no solo la ropa no me queda sino tampoco me quedan mis zapatos, ni mis guantes, ni mi gorro de natación. Sé que suena rarísimo, pero es cierto. Con lo primero que me di cuenta fue con los zapatos: como premio a mí misma luego del parto decidí regalarme zapatos, así que fui a comprarlos y me sorprendí al notar que ninguno de los modelo me quedaba en la que era mi talla: 37. Atribuí el cambio de talla a la marca, a la horma (horma grande le dicen) etc. un poco preocupada llegué a mi casa y decidí ponerme un par de zapatos de esos que no suelo usar muy seguido porque son muy elegantes, y bueno me quedaban re-apretados.

En un principio pensé que se debía a la retención de líquidos, a mi nuevo trajín diario e incluso a mi sobrepeso. Pero, ahora a 6 meses de haber dado a luz, con sólo 3.5 kgs que perder sé que no tiene nada que ver con eso. Lo más curioso, es que mis guantes (los saqué para mi viaje) tampoco me quedan. Pensé que se habían encogido por la lavadora, o que quizá también la retención de líquidos me había hecho crecer las manos pero, no. La secadora no fue (porque mis guantes de cuero tampoco me quedan) y ya sé que no estoy reteniendo líquidos. Finalmente, para acelerar mi pérdida de peso decidí volver a nadar y cuál sería mi sorpresa al notar que el gorro que no usaba porque me quedaba muy flojo ahora me aprieta, sí tal como lo leen: me aprieta.

Puesto que mi ropa no se ha encogido y mis zapatos tampoco la única conclusión a la que he llegado es que ¡estoy creciendo! Mis manos, mi cabeza y sobre todo mis pies. Ahora, sólo falta que crezca un par de centímetros de largo cosa que ya no tengo que bajar más de peso porque con los centímetros extra se compensa, ¿no? Si me han crecido los pies, ¿por qué no voy a crecer de altura? Cruzaré los dedos y mientras tanto, a comprar nuevos zapatos.